contenidos favoritos de Asturias
contenidos favoritos de Asturias

asturias.com
Museo del Calamar Gigante

Museo del Calamar Gigante

Krakens y fosas abisales en Asturias

Museo del Calamar Gigante
  • Museo del Calamar Gigante
  • Museo del Calamar Gigante
  • Museo del Calamar Gigante

Krakens y fosas abisales en Asturias

El kraken, como conocían escandinavos y noruegos a los calamares gigantes, era un monstruo imaginado que según la leyenda se llevaba los navíos al fondo del mar y se comía a sus tripulantes. Este cefalópodo también atacó el Nautilus en la obra de Julio Verne. Ya desde el origen de la navegación hay referencias a esta bestia que en realidad sólo es una inofensiva criatura de aspecto monstruoso. Ahora podemos observarlo con detalle en este nuevo museo de Luarca.


El calamar gigante existe de verdad y se conoce científicamente como Architeuthis. Es el invertebrado más grande del mundo. Según los estudios puede llegar a pesar 1.000 kilos y medir hasta 20 metros. Son toda una rareza zoológica que posee tres corazones, un cerebro desarrollado y los ojos más voluminosos del reino animal, con hasta 25 cm de diámetro, adaptados a la vida bioluminiscente de las fosas abisales. Sus músculos contienen altas concentraciones de amoníaco que le hacen incomestible y les permite flotar sin gastar apenas energía. Expulsan tinta luminosa, tienen ocho brazos y dos tentáculos en torno a su boca con «pico de loro», dos fuertes mandíbulas en forma de pico, una maravilla de la ingeniería biológica con las que matan y descuartizan a sus presas.

Con el aumento de las investigaciones se ha confirmando que no se trata de un animal raro ni escaso, pero encontrarlo sigue siendo extremadamente difícil. Han sido hallados en los estómagos de sus depredadores naturales, los cachalotes. Algunos se encuentran también varados y sin vida, después de haber sido arrastrados por las corrientes, en las playas de medio mundo. Sin embargo, en Asturias aparecen con una frecuencia bastante superior a la del resto del planeta.

Un organismo asturiano, el CEPESMA ( Coordinadora para el Estudio y Protección de las Especies Marinas), fundado en el año 1996 en Luarca, se ha preocupado en las últimas décadas de poner a buen resguardo varios de los cuerpos rescatados de estos grandes cefalópodos.

Los calamares gigantes en Asturias

Los expertos creen que el litoral del Principado tiene características idóneas que favorecen la reproducción de esta especie. Como los cañones submarinos que cortan transversalmente la plataforma continental y pueden llegar a adentrase 30 millas en el Cantábrico. El Cañón de Avilés, en concreto, es una sima abisal ubicada a tan sólo 7 millas de la costa asturiana que llega a alcanzar casi los 5.000 metros de profundidad y contiene uno de los mayores arrecifes de coral blanco de toda Europa, según han descubierto los científicos del Instituto Español de Oceanografía. Este cañón es un ecosistema básico para los «peludines» -como llaman los marineros asturianos al kraken. En este cañón se inscribe el caladero de Carrandi, frente a la costa de Colunga, la zona con más registros de esta especie junto a Kaicoura, al sur de Nueva Zelanda. También se encuentra próximo el Cachucho (a 36 kilómetros de la costa de Ribadesella) otra sima marina de grandes dimensiones al igual que Carrandi, muy rica en flora y fauna marina. Es en toda esta esta franja costera donde abunda el mayor recurso alimentario del calamar gigante: los bancos de lirios o bacaladillas (según se ha podido comprobar por el contenido hallado en sus estómagos).

Cuando los enormes cefalópodos se aventuran a subir a la superficie en busca de su presa favorita, se exponen a los arrastreros y a las corrientes que los alejan de casa. En aguas asturianas se han contabilizado ya más de 50 varamientos desde mediados del siglo XX. Algunos de estos ejemplares han sido solicitados por centros europeos y norteamericanos. Como en 2008, cuando dos calamares gigantes fueron trasladados en un avión militar a Washington para ser expuestos en el Museo de Historia Nacional de la capital americana. Ambos viajaron en una urna especialmente diseñada por el CEPESMA, completamente sellada y con un sistema de despresurización de 2.250 litros de agua y formol.

El Museo del Calamar Gigante

En el año 1997 llegó a Luarca el primer ejemplar de calamar gigante que asombró a sus habitantes. Los marineros lo bautizaron como «peludín» debido a la singular epidermis de este especie. El primer Centro de interpretación del Calamar Gigante se instaló entonces en el Muelle Nuevo de esta villa marinera. Fue en el año 2010 y sirvió a un buen número de estudios y propósitos científicos. En su apartado expositivo sumó varios krakens que hicieron las delicias del público. Encontrar un animal de estas características, entero y en perfecto estado de conservación, era algo muy poco habitual.

Sin embargo, el 2 de febrero de 2014, un temporal sin precedentes dio al traste con esta instalación. La pleamar de las seis de la mañana provocó la mayor intensidad de las olas que anegaron y destrozaron sus dos primeras plantas. Tras ocho años cerrado, el centro reabrió recientemente sus puertas en una nueva ubicación. En el nuevo museo se pueden ver ahora seis calamares gigantes, además de 12 especies de profundidad, 35 ejemplares de otros grandes cefalópodos y seis huesos de algunos de estos animales marinos: dos vértebras, una mandíbula y parte de los cráneos de las especies «Globicephala melas» «Balaneoptera physalus» y «Physeter macrocephalus».

El proyecto museográfico también pretende acercar al público el abrumador Cañón de Avilés. Para simular la falta de luz de esta sima abisal, se emplea sólo la iluminación más esencial. Además, el sonido ambiente nos sumerge en una nueva experiencia sensorial que recuerda los fluidos del agua y los propios movimientos de los calamares gigantes. Se añade escenografía y recursos interactivos para facilitar el aprendizaje y la participación.

La sala expositora se completa con una maqueta de un calamar gigante, así como un laboratorio sobre su anatomía, con información al detalle sobre su alimentación y crecimiento. Además, se reproduce de forma ininterrumpida el documental Proyecto Kraken: en busca del calamar gigante, grabado en la fosa de Carrandi en el año 2003.

Parte de las imágenes de este documental se emplearon en un audiovisual posterior, de 2013, en el que la cadena nipona NHK y la estadounidense Discovery Channel lograron grabar por primera vez al calamar gigante en su hábitat, a unos 15 kilómetros al este de la isla nipona de Chichijima, y a 630 metros de profundidad.

Horarios del Museo del Calamar Gigante

Localización: Calle Nicanor del Campo 35, Luarca
Teléfono: 985 64 00 83

Abierto de Miércoles a Domingo: 10:30 – 13:30 h.

Cerrado lunes y martes.

Excepciones:

30, 31 de Octubre y 1 de Noviembre: 10:30 – 13:30 h. / 16:00 – 19:00 h.
Del 3 a 23 de Diciembre: 10:30 – 13:30 h. / 16:00 – 19:00 h.
Del 24 al 27 de Diciembre: CERRADO.
Del 28 al 30 de Diciembre: 10:30 – 13:30 h. / 16:00 – 19:00 h.
31 de Diciembre y 1 de Enero: CERRADO.

Precio de entrada:

General: 3,00 € / pax
Menores de 13 años, gratis.

Duración de la visita: 45 – 60 minutos aprox.
Espacio dogfriendly (las mascotas deberán permanecer atadas en todo momento).

Fuente horarios/precios: Museo del Calamar Gigante.

Texto: © Ramón Molleda para asturias.com


Coordenadas Latitud: 43.5409546 Longitud: -6.5388823

Empresas destacadas
Lo más vendido en nuestra tienda

Noticias frescas de nuestra tierra

Recomendaciones y promociones interesantes desde Asturias. Prometemos no ser pesados 😊

newsletter asturias