contenidos favoritos de Asturias
contenidos favoritos de Asturias
Con la lista de favoritos puedes crear tu mejor guía de viaje
asturias.com
Ruta a la braña de Sousas

Ruta a la braña de Sousas

Braña estival con 23 corros

Actualizado el 9 mayo 2022
Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas
  • Ruta a la braña de Sousas

Braña estival con 23 corros

Uno de los escenarios más representativos de la vida pastoril, un paisaje único en el que hombre y naturaleza son la misma cosa. Las Brañas de Sousa sorprenden al excursionista con la apariencia de un asentamiento primitivo y la esencia inmemorial de las montañas asturianas.


Cuando los inviernos están a punto de finalizar, está braña situada a 1500 metros de altitud aún suele conservar parte de nieve. El aire es purísimo, especialmente para los que añoran la naturaleza. Durante el verano, el ganado pasta en libertad aprovechando los fértiles pastos de origen glaciar. Antiguamente, el pastor ordeñaba al atardecer, dormía en la braña y al amanecer volvía a ordeñar antes de bajar la leche fresca al pueblo de Urria. Además, disponía de otcheras subterráneas por las que circulaba el agua fresca de las fuentes próximas, algo básico para enfriar la leche y elaborar manteca. Hoy en día, las pistas de uso restringido y los todoterrenos hacen posible que ya no se necesite pernoctar en esta majada.

¿Qué son las brañas?

El concejo de Somiedo cuenta con unas 130 brañas, clasificadas en dos tipos: las equinocciales, próximas a los pueblos, donde el ganado pasta en primavera y otoño; y las estivales, de las que forma parte la braña de Sousas. Aquí, los ancestrales corros, chozos de piedra de planta circular, se cubrían con «tapinos» o cubierta vegetal para el aislamiento térmico. En ellos dormían los pastores o brañeiros y el ganado también, pues así se los protegía del lobo y otros peligros. En la braña de Sousa pueden contarse aún un total de 23 corros, formando un conjunto de enorme valor etnográfico. Una arquitectura de tipo castreño cuyos orígenes se remontan a la prehistoria y que es única en Europa. Las jambas y dinteles de las puertas crean formas de gran belleza y cada construcción presenta su propio diseño, con bloques de piedra caliza que encajan en seco con gran pericia. El corro se mimetiza con el entorno a la perfección, pero los problemas de conservación y las medidas para protegerlos están en el candelero año tras año.

Ruta Valle de Lago – Braña de Sousa

La ruta que conduce a este paraje pastoril es sencilla, corta y transcurre por una buena senda, apta para todos los públicos. Una ruta lineal que en apenas 3 kilómetros de recorrido, tras salvar 300 metros de desnivel, nos deja a los pies de la misma braña. La duración: una hora y media de ida y otro tanto de vuelta.

Iniciamos el recorrido en el pueblo de Valle de Lago. Cruzamos el río y pasamos cerca a la iglesia. A mano derecha sale un ramal en dirección sur. El primer tramo discurre entre muros de prados, y un poco más adelante, cuando la senda se va alejando del pueblo, caminamos entre avellanos, robles, castaños y hayas. Según ganamos altura, comenzamos a disfrutar de unas vistas estupendas de este valle de origen glaciar, uno de los mayores del Parque Natural de Somiedo, y en cuya cabecera final se encuentra el famoso Lago del Valleel mayor lago de montaña de Asturias. Durante todo el trayecto disfrutamos de amplias panorámicas de los hayedos y los montes de Coto y Valle. La Braña de Sousas está situada sobre la vertiente oeste de Peña Llana, en el fondo de un circo glaciar, rodeada por la morrena. Desde allí se obtienen vistas espectaculares del Altu’l Muñon y de la cabecera del circo. Una vez en la braña se puede continuar un poco la excursión, tomando un camino ascendente, en dirección sur, hacia el Colláu del Muñón, donde disfrutamos de unas maravillosas vistas de la Sierra del Rebezu.

Mirador de Peña Furada

Durante el regreso no debe dejar de visitarse el mirador de Peña Furada, todo un espectáculo y, sin exagerar, uno de los paisajes más sorprendentes de nuestro país.  A él se accede por un sendero que se inicia un poco más abajo de la Braña de Fuexo, braña que conserva en buen estado una cabaña de teito típica somedana. Desde el mirado descubrimos el Bosque de la Enraimada,  zona protegida y de acceso restringido, en la que tiene su refugio el oso pardo. A la derecha, podemos admirar esa montaña singular que es la Peña Furada o Pico Castiellu, un peñasco rocoso que tiene una ventana natural que lo hace inconfundible.

Superado el mirador, descendemos hasta desembocar en el camino principal para poder terminar la ruta en el punto de partida.

Texto: © Ramón Molleda para asturias.com


Distancia total: 4571 m
Cota máxima: 1458 m
Cota mínima: 1213 m
Desnivel de subida: 314 m
Desnivel de bajada: -72 m
Tiempo empleado: 01:35:25